Estrategias de inversión ganadoras

Cuando observamos el mercado financiero, rápidamente nos damos cuenta de lo complejo que es. Palabras técnicas, diferentes tipos de transacciones, distintas estrategias de inversión, muchas horas de dedicación si queremos llegar lejos… y azar, mucho azar.

Algo en lo cual los asiduos a invertir en bolsa están de acuerdo es que es como una lotería donde, a veces, por muy seguros que estemos de nuestras inversiones estas pueden cambiar de un segundo para otro y hacer que perdamos mucha cantidad de dinero.

Para reducir las pérdidas hay que utilizar estrategias de inversión ganadoras como las que vamos a mencionar a continuación. No aseguramos el 100% de éxito, pero siempre es importante invertir sabiendo lo que hacemos y no a ciegas.

Estrategias de inversión a corto o largo plazo

Las estrategias de inversión las podemos diferenciar claramente en 2 grupos: a corto plazo o a largo plazo. Para decidir cuál es la que mejor encaja con nosotros solo tenemos que hacernos la siguiente pregunta:

¿Quiero obtener beneficio ya mismo o  sin embargo puedo esperar un poco para obtenerlo?

Una vez que tenemos claro nuestra futura estrategia de actuación es cuando toca decantarse por cómo movernos, ya que nuestras inversiones dependen mucho de nuestras necesidades y de nuestro perfil. Esto nos lleva a diferenciar con claridad si somos inversores cautelosos o si encajamos en el grupo de los más agresivos.

Estrategias a Corto Plazo

Cuando hablamos de beneficios a corto plazo nos referimos a transacciones de compra y venta que no superan el año. Aunque es arriesgado, estas operaciones aseguran al inversor un beneficio rápido. Un buen ejemplo de obtener beneficios a  corto plazo es la compra venta de bonos bursátiles, inversión en valores, etc.

Estrategias de Inversión a corto plazo

Las estrategias de inversión a corto plazo pueden resultar ganadoras y muy satisfactorias siempre y cuando juguemos con ellas de manera adecuada.

Esto significa realizar una serie de análisis previos, informes de mercado y estipulaciones que nos permitan llegar a una conclusión clara sobre cuándo es el momento ideal a la hora de realizar una inversión.

Nota: Las operaciones a corto plazo tienen el riesgo de necesitar que se produzcan cambios importantes en los valores en un breve espacio de tiempo.

No se pueden plantear en el caso de empresas y valores que han permanecido estables durante meses y que, al menos a priori, no tienen apariencia de llegar a cambiar por ningún motivo concreto. Sí se pueden aprovechar casos específicos de valores que han estado fijos durante un tiempo y que se cree que cambiarán debido a un acontecimiento temporal.

Noticias de Ultima Hora

Esto puede ser un punto de inflexión que produzca un cambio en el valor del activo en cuestión, dado que por el suceso determinado es posible que el valor aumente o se reduzca, pero que poco después acabe recuperando su posición previa.

De esta manera se pueden estipular operaciones a corto plazo que tengan como objetivo aprovechar este tipo de situaciones. Algo para lo cual es imprescindible estar informados de las últimas tendencias del mercado, de las particularidades del mismo y de sus oportunidades.

Las estrategias para invertir a corto plazo se pueden entender más como actividades oportunistas y prefijadas a un tiempo específico que como operaciones financieras que requieran mantener los dedos cruzados para esperar al momento de éxito.

Ahora, vamos a ver un tipo de inversión que se basa en el corto plazo y que pueden hacernos ganar bastante dinero un periodo de tiempo reducido.

Estrategias para Opciones Binarias

Estrategias Opciones Binarias

Las opciones binarias son un tipo de operaciones financieras que se basan  en la compra de una opción sobre un activo determinado. Su rentabilidad puede ser de un 85% de lo invertido (en algunos casos más) o bien nada en absoluto.

Su funcionamiento es bastante simple:

  • Elegimos un activo sobre el cual queremos operar (acciones de empresas, divisas, materias primas, etc).
  • Decidimos en base a nuestro criterio, (análisis técnico, fundamental o pura intuición) si ese activo va a subir o bajar pasado un determinado tiempo (60 segundos, 5 minutos, etc).
  • Invertimos en esa operación la cantidad de dinero que queramos.
  • Cuando se agote el tiempo que hemos elegido, si hemos acertado con nuestra predicción nos llevaremos un 85% de lo invertido, en caso contrario no nos llevamos nada.

¿Fácil no? Si aún te quedan dudas sobre lo explicado, te recomiendo que leas este artículo sobre qué son las opciones binarias y este otro sobre la estrategia de 60 segundos para opciones binarias que es muy rentable y está de moda entre los traders.

Estrategias a Largo Plazo

Por otra parte, en los beneficios a largo plazo, tenemos que destacar el comprar acciones y mantenerlas en nuestra posesión.

De esta forma nos aseguramos que en determinados momentos, como por ejemplo, cuando el mercado está a la baja, nos podemos hacer con acciones por un precio razonable y, con el paso del tiempo, venderlas más caras.

Esta es, sin duda alguna, una de las actuaciones más normales en el mundo de la bolsa y, sobre todo, la forma estrella de invertir para los inversores más conservadores que buscan estabilidad y ser precavidos.

Pero esto no quita que las estrategias de inversión a largo plazo no sean arriesgadas, es necesario tener una buena estrategia definida y asesoramiento adecuado para minimizar las perdidas en el caso de producirse.

Estrategias a largo plazo

Cuando se invierte a largo plazo también se juega con diversos enemigos que actúan en la sombra y que persiguen al inversor de manera constante. Es el caso de la impaciencia, un sentimiento que se produce de forma habitual entre los especialistas en el sector financiero.

Es habitual sentir ganas de verdad las acciones en el momento en el cual hemos visto que han llegado a mejorar su valor de forma significativa respecto al precio que pagamos en su momento.

¿Pero no deberíamos esperar un poco más hasta que alcancen el nivel de rendimiento que de verdad sabemos que pueden alcanzar?

Estas acciones se pueden convertir en una gran diferencia económica si esperamos el tiempo suficiente para llevar a cabo su operación de venta.

Ahora vamos a definir aquellas estrategias financieras de inversión que se basan en el largo plazo. Su rentabilidad a corto plazo es menor, pero suelen ser más seguras y su rendimiento a lo largo del tiempo puede llegar a ser superior que si invertimos a corto plazo.

Operaciones en bolsa

Invertir en la bolsa de valores

Las operaciones en bolsa se basan en la compra de acciones (derechos sobre activos) de empresas y su posterior venta cuando esa acción ha alcanzado un precio superior al cual se ha comprado.

Parece fácil pero nada más lejos de la realidad, realizar operaciones bursátiles y obtener rendimiento de ellas requiere un conocimiento del mercado muy grande y además, tener mucha sangre fría para mantener las acciones cuando están bajando y venderlas en el momento oportuno cuando ya han subido su máximo real.

En cuanto a las estrategias que se pueden gastar para realizar inversiones bursátiles rentables podemos destacar 2:

  • Análisis técnico: se basa en analizar, comparar, y sacar conclusiones gracias a los gráficos de los precios de las acciones. Para operar siguiendo este método es necesaria una formación de calidad para entender de manera correcta los mercados y como aplicar los gráficos a nuestras operaciones. Para más información visita este enlace.
  • Análisis fundamental: la principal estrategia se centra en invertir analizando tanto las empresas (estado financiero, proyección de futuro, etc) en las cuales se va a depositar la confianza a la hora de realizar las operaciones como las noticias  y sucesos que afectan a los mercados (información sobre el país, su moneda, su cultura, etc). Si quieres saber sobre este tipo de análisis, haz click aquí.

¿Cuando debemos vender las acciones?

Tiempo atrás exista una gran sensación de paranoia que llevaba a que muchos de los inversores en bolsa decidieran vender sus acciones en el momento en el cual estas ya les habían proporcionado un pequeño porcentaje mayor al cual pusieron sobre la mesa para adquirirlas.

Pero cada vez se está optando por una filosofía más relajada, que implica no alarmarse por mucho que las acciones hayan mejorado un poco.

Es la estrategia ideal a largo plazo, una en la cual se pueden y deben administrar controles de las acciones adquiridas para tenerlas controladas, pero en la cual la venta solo se debe valorar bajo determinados tipos de situación.

Nunca se sabe qué ocurrirá en el futuro y esto es algo que, en realidad, ya lo han podido comprobar numerosos inversores que por esperar un poco más han logrado doblar su margen de beneficios.

Una estrategia a largo plazo también se puede encontrar con un obstáculo por el punto de vista contrario. Hablábamos de aquellos momentos en los que una acción mejore y de la tentación de venderla.

Vender acciones de bolsa

¿Pero y si lo que ocurre es que los valores han bajado tanto que han dejado el valor en el cual se ha invertido en un estado difícilmente mejorable? ¿Sería mejor vender las acciones y perder dinero en el proceso?, ¿o esperar para ver si la situación llega a mejorar?

Jugando con estrategias a largo plazo no hay ningún tipo de duda de las recomendaciones que se proporcionan a la espera, a la tranquilidad y a esperar con calma. Porque se puede caer, pero siempre hay un tope, del cual, eso sí, se suele levantar para alcanzar un papel más específico.

Para más información acerca de las inversiones en bolsa, puedes leer este artículo donde hablo sobre ello de manera detallada.

Invertir en Forex

Otro tipo de inversión a largo plazo y cuya rentabilidad es bastante alta, es el forex.

Inversiones en Forex

En este mercado se negocia únicamente con divisas (EUR, USD, etc) y además está abierto 24 horas al día. Aquí no se negocia con algo físico (como en bolsa, que se compran acciones de empresas) sino que se hace con el cruce de monedas y a través de un broker.

Algunas de las ventajas de invertir en forex son las siguientes:

  • Su funcionamiento es de 24 horas al día los 365 días del año.
  • Gran liquidez, en parte gracias al enorme volumen disponible en el mercado.
  • El capital para invertir es mínimo.
  • Las comisiones del broker son bajas.
  • Resulta prácticamente imposible la manipulación del mercado debido su gran magnitud.
  • Es muy accesible. Se puede invertir desde cualquier rincón del mundo gracias a Internet.

Pero también existen desventajas a tener en cuenta:

  • Es uno de los mercados más competitivos y difíciles que existen.
  • Hay un alto riesgo si operamos con apalancamiento elevado.
  • Se requieren conocimientos para invertir de manera exitosa.
  • Es un mercado que no se encuentra regulado.

Para ganar hay que pensar

para-ganar-hay-pensar

Aunque tengamos claro qué tipo de inversión queramos hacer, debemos tener en cuenta que ambas estrategias, además de válidas, son arriesgadas, porque todo depende del impacto de las fluctuaciones del mercado. Esto implica que la mejor estrategia de inversión ganadora que podemos adoptar es simplemente: observar, valorar y tratar de predecir en qué momento es mejor vender o comprar acciones.

Por otro lado, quiero hacer especial hincapié en el concepto de aprovechar el momento y de valorar nuestras posibilidades. Los mejores inversores se han llegado a acostumbrar a tener un nivel de vínculo con el sector financiero que resulta simplemente gigantesco.

Tienes que mantenerte informado en todo momento

No existe noticia que se escape a su control, conociendo hasta el último de los entresijos del sector de las empresas y aprovechando toda esta información de una manera práctica.

Estar informados del mercado financiero y del mundo de las empresas en especial permite tener un mejor vínculo con lo que ocurre en el mundo y aprovechar este tipo de conocimiento a la hora de plantear inversiones.

Siempre hay que recordar que el valor de las acciones de una empresa depende, en cierto modo, de la trayectoria que sigue esta, de sus novedades o de la presentación de los informes financieros trimestrales.

Los inversores lo saben y por eso actúan antes o después de que se produzcan o emitan este tipo de datos. Saber aprovechar el momento y hacer inversiones solo en los momentos adecuados es otra de las virtudes que tienen los mejores inversores.

Realiza las operaciones en el momento ideal

Operar en el momento ideal

El momento es crucial y lo que sí hay que tener en cuenta es que no hay uno definitivo. El mercado mundial y profesional es tan amplio que siempre esconde alguna nueva oportunidad en la cual podemos obtener esos ingresos extra que estábamos buscando desde tiempo atrás.

Hay que tratar de no obsesionarse con un valor específico o con una empresa, dado que nunca se sabe qué puede ocurrir con ella o si algún día se repetirá alguna operación interesante que hayamos visto en el pasado.

El sector de las inversiones tiene tantos peces en el mar a los que se puede intentar lanzar el anzuelo que sería un error concentrarse en exceso en solo uno de ellos.

Valora las posibilidades disponibles

Hablábamos también de la relevancia de valorar las posibilidades. Nuestras posibilidades son más importantes de lo que se pueda imaginar. Al hablar de ello nos referimos a nuestra situación y capacidad para invertir en cada caso. No es lo mismo actuar con un escaso fondo financiero a título personal, el cual podemos utilizar para invertir en aquellas oportunidades que nos convenzan más que hacerlo con un capital amplio con el cual sea posible arriesgar en una mayor medida.

Nota: El dinero que tengamos en el momento actual dependerá mucho la estrategia que seleccionemos a modo de inversión.

Si disponemos de un presupuesto escaso lo más probable es que nos interesen más las estrategias para invertir a corto plazo, con la intención de intentar ganar algo de dinero rápidamente con el cual vayamos perdiendo el miedo a las inversiones.

Estrategias de Inversión

Pero de contar con una fuerte estabilidad económica y suficiente capital lo mejor será que nos concentremos en operaciones largas que nos puedan repercutir más beneficios.

Por otra parte, esto también puede influirnos en aprovechar las oportunidades, dado que con pocos recursos tendríamos una fuerza reducida para invertir en una compañía determinada.

Es bueno que hagamos una valoración crítica de nuestra situación a fin de ver qué tipo de estrategia nos podemos permitir en nuestro caso y a partir de ahí disfrutar de las inversiones como mejor encaje con nuestra situación o incluso con la filosofía que tengamos para hacer beneficios sin excesivas complicaciones.

Añadir Comentario